viernes, 9 de mayo de 2008

Se modificaria el nombre de la Ley de Radiodifusion


El secretario de Medios dijo que se llamará Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual para incluir a las nuevas tecnologías. Al respecto, docentes de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social coincidieron en que es un momento clave para la discusión de una nueva Ley, y plantearon interrogantes sobre la situación de las radios comunitarias.

La nueva Ley de Radiodifusión, una vez aprobada y en ejercicio, tomará el nombre de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, según informó el martes el secretario de Medios de la Nación, Enrique Albistur. La razón de la nueva denominación es “abarcar a todos los sectores de la sociedad”, e incluir a los nuevos medios de comunicación que la legislación vigente no contempla por su antigüedad.
La propuesta del nuevo nombre se da en relación al debate sobre la reforma de la Ley de Radiodifusión que está en ejercicio actualmente, y que data de 1980. Aunque desde el advenimiento de la democracia, en 1983, diferentes grupos sociales y entidades académicas propusieron la reforma y actualización, el debate se reflotó, en esta gestión, a raíz de lo que la presidenta Cristina Fernández consideró un manejo incorrecto de información por parte de los grandes multimedios.
“El disparador para reformar la Ley fue la manera en que los medios cubrieron y manejaron la información sobre el conflicto entre el gobierno y el campo”, indicó Alfredo Tangorra, docente de la cátedra Taller de Producción Radiofónica I de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social. Y agregó: “Ojalá la reforma apunte a desarmar a los grandes monopolios”, refiriéndose a la conformación de medios masivos de comunicación concentrados, uno de los temas que está en discusión y que la actual ley no restringe.
“Si el gobierno nacional planteó como consigna de la gestión la vigencia de los Derechos Humanos, la discusión sobre la Ley de Radiodifusión se iba a dar en algún momento”, opinó Carlos Milito, jefe de cátedra de la asignatura Radio I de la Facultad de Periodismo. Y expresó que “en definitiva, es el Derecho a la Información lo que está en juego”.
Otro de los temas que se debaten es el lugar que ocupan las radios comunitarias y sin fines de lucro en la asignación de licencias oficiales para explotar espacios radiofónicos. Milito indicó que “si yo asigno frecuencias a grupos concentrados y se las niego a otras sin fines de lucro, en algún lugar estoy recortando los derechos a la sociedad, le estoy negando a la sociedad el derecho a escoger libremente la información, establecer relaciones y sentidos con respecto a lo que ocurre”.
Por su parte, Tangorra sostuvo que la nueva Ley podría tener un costado antipopular, perjudicando a las radios comunitarias y a su personal. Explicó que “exigiendo credenciales a locutores, periodistas, personas que realizan tareas periodísticas sin ser profesionales, y empleados que trabajan con publicidad”, la nueva Ley pondría en peligro sus fuentes de trabajo.
Ambos profesores coinciden en que es un buen momento para discutir la nueva legislación. Milito indicó que “es una oportunidad extraordinaria ya que se convocó a universidades públicas y privadas, propietarios de medios y profesionales de la comunicación a que expresen cómo ven el asunto”. Tangorra, a su vez, dijo que si se logra regular a los grandes medios de comunicación, “serviría para informarnos de una manera más democrática”.
Aunque agregó: “cabe hacer una pregunta ¿podrá el gobierno llevar adelante esta propuesta? Luchar contra el cuarto poder es muy difícil”.


Por Omar ! y Alejandro Cafiero, Periodista de la Seccion Cultura y Espectaculos del Diario Diagonales

1 comentario:

Jano dijo...

Qué cacho de nota hicimos, una obra de arte...

muy buena la verdad...

Soy Ale.-